María Y Alberto. Postboda Rural en Albentosa, Teruel

Domingo, 11:00 de la mañana, Llegamos a Albentosa (Teruel) y nos recibe Manuel, el padre de Alberto, y tras saludarnos y hacer algún que otro comentario sobre el calor que hacía, nos pregunta si hemos almorzado. De repente estábamos a la mesa con jamón, queso, panceta, chorizo, vino… y arreglando el mundo, cómo no.

Después del “pequeño” tentempié, nos fuimos a recorrer la zona en busca de rincones preciosos. La mañana se pasa volando y para rematar, nos volvemos a sentar a la mesa a comer todos juntos una buena paella. Conocer a gente, pasar tiempo con ella compartiendo comida y bebida, hablando de todo y nada… tiene un precio (lo que te cueste la comida) pero el valor de ese tiempo, es imposible de calcular. Por lo que cuento, parece que solo fuimos a comer, beber y pasar el domingo, pero si, hicimos un bonito reportaje fotográfico postboda, del cual podéis ver un resumen a continuación.